Diez cosas que NO SABÍAS DE Frankfurt

Frankfurt es la capital financiera de Alemania y Europa. Su aeropuerto es transitado por más personas de las que finalmente se quedan en la ciudad y sus ferias comerciales internacionales son reconocidas a nivel global. Estos hechos ya de por sí atraen a muchos visitantes anuales, pero la ciudad esconde mucho más que transporte y finanzas. A continuación, algunas curiosidades que harán que quieras visitar Frankfurt en tu próxima escapada.

 

1 – capital, nunca

Si bien Frankfurt es la ciudad más grande de todo el estado de Hessen, no es su capital. El honor le corresponde a Wiesbaden, una ciudad ubicada a unos pocos kilómetros de Frankfurt famosa por sus aguas termales.

Por si fuera poco, Frankfurt es la quinta ciudad más grande de toda Alemania y una de las más importantes a nivel político y económico. Este año, de hecho, fue considerada la séptima mejor ciudad del mundo para vivir. Tras la Segunda Guerra Mundial esto no pasó desapercibido, y Frankfurt fue postulada entre las contendientes a capital de la República Federal Alemana. El título, sin embargo, fue obtenido por Bonn.

 

2 – SITIOS DE CORONACIÓN

En 1356, Frankfurt fue nombrado sitio permanente para la elección y coronación de emperadores y luego reyes del Santo Imperio Romano. Durante 400 años esta ciudad gozó de este honor, hasta 1792, cuando fue coronado Francisco II del Sacro Imperio Romano Germánico y I de Austria. Un dato curioso sobre estas coronaciones es que durante este tipo de eventos imperiales los ciudadanos recibían las famosas salchichas de Frankfurt para celebrar.

3 – CRUCE DE LOS FRANCOS

Se dice que el nombre de la ciudad fue una ocurrencia del mismísimo Carlomagno. En 794, al instalar su consejo real en este sitio, Carlomagno se refirió al asentamiento como “Franconovurd”, o “cruce de los francos”. Existen distintas versiones y leyendas de enfrentamientos con tribus germánicas que ya habitaban por estas zonas, particularmente los sajones, pero todas tienen a Carlomagno como protagonista.

4 – el bosque interior más grande

Los rascacielos pueden ser la vista más famosa de Frankfurt, pero pocos saben que esta área tan densamente poblada también tiene el bosque interno más grande de Alemania. Es llamado Stadtwald, lo cual se traduce en “bosque de ciudad”. De sus 5.785 hectáreas, 3.866 se encuentran dentro de los límites de la ciudad. Esto equivale a un tercio del territorio de Frankfurt.

5 – los rascacielos más altos

Frankfurt es una de las únicas ciudades alemanas con rascacielos. De hecho, de los 15 rascacielos que tiene el país, 14 están aquí. El único que no se encuentra en Frankfurt es la torre Post, en Bonn. La torre más alta de Frankfurt es la Commerzbank, con 259 metros de alto, y que también tiene el honor de ser la segunda torre más alta de la Unión Europea. Frankfurt también alberga la torre Henninger, el depósito de cerveza más alto del mundo.

6 – animales sueltos

Conocido es que Frankfurt quedó hecha escombros durante la Segunda Guerra Mundial. El zoológico de la ciudad no fue la excepción, ya que en 1944 una serie de bombardeos destruyeron las construcciones del parque. Esto permitió a los animales escaparse y pasearse por las calles de la ciudad. Lamentablemente esto no tuvo un final feliz: para asegurar la seguridad de los ciudadanos, algunos animales, como los leones, tuvieron que ser sacrificados.

7 – ciudad multicultural

La variedad de entidades financieras internacionales, así como otras empresas y las ferias comerciales, atrajeron a Frankfurt a ciudadanos de todo el mundo. ¡Aproximadamente un 40% de la población de Frankfurt no tiene pasaporte alemán!

8 – pedazo de aeropuerto

El aeropuerto más grande de Alemania es también el tercero en Europa en tránsito de pasajeros y el segundo en vuelos de carga. Con 60 millones de pasajeros pasando por Fraport al año, 460.000 vuelos y 2 millones de toneladas de carga, no es de extrañar que las dimensiones de sus operaciones también sean desorbitantes. El aeropuerto emplea 75.000 personas, cubre 2000 hectáreas de territorio y tiene un sistema de equipajes que mide 67 kilómetros de largo.

9 – la ruina más bonita

Si bien las circunstancias no fueron las más afortunadas, la Ópera antigua de Frankfurt supo ser la ruina más bonita de Alemania. Esto fue luego de que los bombardeos de 1943 y 1944 la dejaran hecha escombros, aunque solo por dentro. La estructura no fue demolida, sino que se dejó en pie hasta 1985, cuando la Alte Oper fue reconstruida.

10 – hogar de goethe

El Cervantes de Alemania, Johann Wolfgang von Goethe, nació en Frankfurt en 1749. Este gigante de la literatura creció en las calles de esta ciudad, donde en 1774 escribió una de sus obras más importantes: Las penas del joven Werther. Él es quien le da el nombre al famoso Instituto Goethe, y sigue siendo hasta el día de hoy el mayor representante de la literatura alemana.

Pin It on Pinterest