Pascuas en Alemania

Abril es el mes en que los huevos decorados y los conejitos de chocolate empiezan a aparecer por todos lados. Alemania no es la excepción y, de hecho, es uno de los mejores lugares donde encontrar un ambiente absolutamente festivo alrededor de estas fechas. Pasada la época de los mercados navideños, y ya recuperados del frenesí del carnaval, ¿por qué no seguir con el ambiente festivo?

Mercados de pascuas, eventos para los niños y decoraciones en las casas de los vecinos son solo algunas de las tradiciones que los alemanes siguen durante estas fechas. Si la idea es pasar Pascuas en Alemania, vayan preparando estas dos palabras: “Frohe Ostern!”, que significa “¡Felices Pascuas!”. Haciendo las compras, saludando a amigos o en cualquier otra interacción diaria, estas dos palabritas vendrán de maravillas.

En Frankfurt particularmente, además de los mercados de Pascuas esparcidos por la ciudad, dos grandes eventos para los niños tendrán lugar. Uno de ellos en el zoo de Frankfurt, donde se realizará una búsqueda de huevos de Pascuas y algunas actividades con animales, y el otro en el jardín botánico Palmengarten donde, además de una búsqueda de huevos, habrá un pequeño jardín para interactuar con conejitos.

Qué esperar en Pascuas en Alemania

Las Pascuas en Alemania son largas. Desde el viernes Santo hasta el Lunes de Pascuas, todo está cerrado, desde las tiendas más pequeñas hasta las oficinas de gobierno más indispensables. Y aquellas tiendas que sí abren, especialmente el sábado, estarán abarrotadas de gente preparándose para los festejos.

El transporte público correrá solamente en horarios de vacaciones, y seguramente también estarán abarrotados de gente o bien yendo a visitar familiares o bien de camino a algún lugar donde se realicen festejos públicos. Es de esperar que los museos estén también llenos de gente.

Si bien el domingo de Pascuas este año cae el 21 de abril, los mercados de Pascuas comienzan a aparecer desde los primeros días del mes. Así como los mercados navideños, estos emprendimientos sirven para abastecerse de decoraciones festivas y dulces y pastelerías para endulzar el inicio de la primavera.

Artesanías en chocolate, pan y mazapán estarán a la orden del día. En estos mercados también se venden artesanías en vidrio soplado, canastas, cerámicas, sedas, bordados, joyerías, figuras en peltre. Y huevos, muchos huevos decorados de las maneras más creativas. Huevos de gallina, de codorniz y de avestruz, pintados, grabados o esculpidos. Algunos tan impresionantes que pueden alcanzar precios de hasta € 400.

Algunas tradiciones

Las tradiciones de los alemanes en Pascuas son tan variadas como las regiones que tiene el país. Una de ellas es el árbol de Pascuas, con infinidad de huevos decorados colgando de sus ramas, y puede verse en jardines de casas o a la venta en tiendas o mercadillos.

El tradicional huevo de Pascuas también es parte de la tradición alemana. Originalmente símbolo de la nueva vida, anteriormente se solían pintar con materiales naturales como té, raíces y especias. Hoy en día podemos encontrar kits para decorar huevos en todas las tiendas más comunes.

El otro ícono reconocido de las Pascuas es el conejo, que simboliza la fertilidad. Se estima que la primera mención del conejo de Pascuas como tal apareció en documentos germánicos por el siglo XVI. Por el 1800 fue que aparecieron los primeros conejos de Pascuas de chocolate.

Algunas ciudades, sobre todo aquellas mayoritariamente católicas, también tienen fuentes de Pascuas, la práctica de decorar fuentes públicas con colores y huevos y coronas de plantas.

El fin de semana de Pascuas

El viernes Santo (Karfreitag) es un día tranquilo, en el que muchas familias se reúnen a comer el pescado típico del viernes Santo para dar comienzo a un fin de semana de festejos todos juntos.

El sábado de Pascuas es el día para visitar los mercados de Pascuas para ir a por esos chocolates, panes y mazapanes. Uno de los dulces tradicionales de estas fechas es un pastel en forma de cordero. A la tarde, algunas regiones de Alemania prenden fogones para alejar a los espíritus oscuros del invierno y dar bienvenida a las estaciones más cálidas.

El domingo de Pascuas por la mañana, los padres esconden canastas repletas de huevos de colores y conejos de chocolate para dar comienzo a la búsqueda. Algunas familias van a misa, y almuerzan un almuerzo de Pascuas típico de cordero, patatas y vegetales.

Por último, el lunes de Pascuas es considerado feriado nacional y la mayoría de las tiendas y servicios estarán cerrados, por lo cual normalmente las familias alemanas aprovechan este día para volver de sus viajes, o para reponerse para la vuelta a la rutina.

Pin It on Pinterest